MI BLOG: POÉTICAS....

MI BLOG: POÉTICAS....
ESTADO EN DESTELLOS DE CONCIENCIA

jueves, 23 de agosto de 2012

MITO PERSONAL


ESPERA
)))Huésped de la mirada(((
deriva infinita donde desplazo la memoria. Me deslizo, en un abismo de sombras, las rocas del lenguaje me vuelven a partir el corazón...
Sangro, sangro...mastico las letras de ese  delirio contenido.
Me pinto la frente, señal sagrada, antes que pase el ángel vengador de mis versos.  
Había dejado un sueño abandonado, mareado de tantas vueltas. Sueños esclavos en el desierto, deambulando. Jardín- almohada, enmascarando colores tras la seda, danzantes mariposas -larvas de mi cabeza.
 Lágrima adulterada, simbiosis lírica. 
¿Y qué pensaba?
[yo soy mitad olvido, mitad ignorancia]
 Zona liberada a mi justicia poética. 
¿Dónde comienza el Fin del horror,
la huella del amor  resbaladiza y falsa?
Tengo una piedra de cristal, un diamante de palabras, para cortar el nudo de tu silencio hermético.
Poeta torturado, quiero limpiar las llagas leprosas de los versos.



RETORNAR

Soplo el insomnio, por la ventana con la menta del humo,  abro tus huellas ciegas, guarda mis ojos en la cripta de tu rostro.
Mientras sostengo el tiempo, transformo el viento. 
Solo; el cielo se hizo tinta escribiendo la tarde.
Supe allí, de la locura transparente: en la mirada no se distingue al enemigo que invade el cuerpo.
Asesino del cuento, en una y mil voces te amanezco.
Sobreviví otro día, relatándote el miedo. 

Frágil distancia/ busco el tiempo/ el amor/ la huella /el fin del horror.

Voy creciendo en la magia
o la historia interrumpida.
"Ya no sé si es pasión o castigo
tener en el escudo de un poema
 mil rostros petrificados".


domingo, 19 de agosto de 2012

DISFRAZ DE EXISTENCIA

Avenidas desiertas sobre la multitud de los sentidos.
En la llamada del ser sumergido, evoco el secreto de las puertas internas, que abren todos los signos.
Un punto imperceptible de luz,
 sobre la ciénaga-consciencia. 
Voces esféricas dando vueltas en el enigma de cualquier antifaz. 




Dejaste de reír cuando la noche congeló el horizonte
o esa distancia de luces frías.
Orilla inalcanzable.
Tiniebla detenida, frente a unos ojos suplicantes
 que  fingen rostros de piedra.
Confundidos en la constelación de otros infiernos, caminamos por círculos de fuego. Galopes animales en polvareda cósmica, hicimos de ese caos la fábula maestra.
Guárdate en la caverna de los Miedos.
 Haz rodar esa piedra mientras dure tu tiempo.
 Pero no digas que es amor tu silencio.
A mí me sabe a muerte el cuerpo sin palabras. 
A mí me sabe a muerte la piel sin un deseo. 

Seguidores